Consultoría: ¿Pajaritos en el aire o valor agregado?

1 septiembre, 2017

¿Contrataría usted un consultor para apoyarlo en el crecimiento sostenido de su negocio?


Muchas compañías no se atreven a contratar a un consultor. Piensan que no es necesario, que es costoso, que no funciona, que los cambios no son sostenibles en el tiempo y por supuesto han escuchado las miles de historias de horror de sus colegas que han vivido malas experiencias con diferentes tipos de consultorías.

Al otro extremo tenemos las compañías que son “adictas” a la consultoría. No toman decisiones criticas sin tener a su lado una o varias empresas de consultoría que constantemente les susurren en el oído sobre que camino tomar, asi como las consecuencias de no actuar de forma inmediata frente a x o y situación.

En I do Consulting pensamos que hay momentos y proyectos en la vida de la organización donde si, sin duda, vale la pena contratar a una empresa de consultoría.

¿Cuáles son los desafíos donde un consultor pueda agregar valor?

No hay una respuesta exacta a esta pregunta, eso depende mucho de la realidad de cada compañía. En las siguientes lineas encontrará algunos ejemplos sobre cuando su Organización podría necesitar el apoyo de un equipo de consultoría..

  • ¿Cómo podriamos incrementar la productividad sin aumentar el número de empleados?
  • ¿Cómo podemos manejar y acelerar cambio?
  • ¿Cómo aseguramos fidelizar nuestro talento?
  • ¿Cómo podriamos reducir la organización y seguir siendo productivos?
  • ¿Cómo logramos que nuestra gente sea más innovadora y creativa?
  • ¿Cómo nuestra gente puede ayudarnos crecer?

O si la compañía está experimentando unos de los siguientes problemas:

  • Las ventas están diminuyendo año a año.
  • El margen operacional esta deteriorándose.
  • Existe un bajo nivel de compromiso.
  • Queremos entrar a un mercado nuevo y no sabemos como hacerlo.
  • Tenemos una alta rotación en los cargos clave .
  • Necesitamos desarrollar productos o servicios nuevos…

Es en estas situaciones donde tal vez sea un buen momento evaluar sus opciones y traer refuerzos que apoyen la consecución de resultados sostenibles..

¿Como se si debo o no, contratar un consultor?

En función de uno o varios de los siguientes factores usted podría llegar a la conclusión que si debe o no, seguir adelante con la opción de trabajar con un tercero.

No todas las organizaciones cuentan con los recursos extra para ejecutar un proyecto, mientras tienen que atender su día a día. Muchas organizaciones no pueden asignar varias personas exclusivamente o tiempo completo a la ejecución de un proyecto, ya que esto implicaría en muchas ocasiones destinar la mitad o mas de la mitad de los integrantes de un equipo a una sola labor a realizar, lo que claramente podría en riesgo los entregableso respuestas aosciadas al día a día del negocio. Si se observa con detenimiento cualquier organización, incluyendo a muchos de nuestros clientes, nos damos cuenta que sus equipos de soporte estan conformados por 2-3 personas lo que claramente limita que se puedan enfocar en elementos que vayan más allá de su día a ´dia asi esos elementos sean la clave de éxito futuro de la Compañía.

También hay ocasiones donde la organización no cuenta con el conocimiento o las herramientas requeridos; Innovacion Disruptiva, Conocimiento específico de un área o proceso, Coaches Certificados, Herramientas para medir Atmosfera Corporativa, Pasion por el Trabajo etc. Igual que en el punto anterior, muchas veces le cuesta a las compañías desarrollar conocimientos muy especiales y puntuales para sus colaboradores, principalmente por un tema de costo/tiempo. Y es un hecho que mandar a un colaborador a un entrenamiento de: coaching, comunicación efectiva, técnicas de ventas etc. no lo va a convertir en un experto asi como tampoco necesariamente, va a poder  entrenar a todos los colaboradores de la compañía para que adquieran el conocimiento práctico para implementar ese nuevo proceso.

¡La práctica hace la perfección! Un consultor trabaja todos los días en los temas de su área y por ende acumula mucha experiencia y también un punto de vista que puede ser difícil desarrollar adentro de una compañía ya que en estas existen procesos que se desarrollan ocasionalmente o en una fecha específica del año, pero que en definitiva no hace parte del día a día, por ejemplo temas como Pasión por el Trabajo, mediciones de liderazgo, desarrollo de competencias, identificación de la cultura ideal para el negocio, etc..

¡La necesidad de un Observador objetivo! Muchas veces es más fácil ver las cosas desde afuera con la óptica de una persona que no tenga nada que ver con la organización y también puede ser menos traumático conocer y aceptar los hechos, cuando viene de un profesional capacitado y con mucha experiencia en el área.

¡Tiempo! A veces es urgente diagnosticar, producir planes de acción y ejecutar procesos al mismo tiempo y aunque la compañía pueda tener los skills y los recursos disponibles, no pueden movilizarlo a tiempo para responder a la necesidad de la compañía. En Latino América muchas organizaciones ya están sintiendo y viviendo una realidad, donde sus indicadores del negocio no necesariamente siguen creciendo con la velocidad de otros años o en algunos casos no crecieron o peor aun decrecieron frente a años anteriores. Y frente a esta situación, es importante responder con rapidez, sabiduría, creatividad y firmeza,  ya que si no se hace bajo una mirada de impacto global, puede llegar a ser fatal para supervivencia del negocio. Es en estos casos donde la implementación de un proceso de consultaría puede agilizar la consecución de resultados de valor para la organización.

 Llegando a la raíz del problema para entender que servicio a contratar

Cuando observamos comportamientos negativos en nuestros indicadores de ventas, financieros, logisticos y de recursos humanos, nos empezamos a cuestionar sobre el origen del problema y es alli cuando surge la pregunta: ¿lo que estamos observando es apenas un síntoma o realmente es la enfermedad?

No siempre es fácil ni evidente identificar de donde viene un problema y menos cuando estamos en medio del caos.

“El equipo comercial no esta vendiendo, siempre están en la oficina, no buscan nuevas oportunidades…”

“La bodega y logística nunca tienen el producto a tiempo…”

“Recursos humanos no responde oportunamente a las necesidades del negocio, no se percibe un adecuado asesoramiento, sino solo ejecución…”

“La gente llega tarde a la oficina, nunca finalizan sus tareas a tiempo, hay demasiados reprocesos, no les importa su trabajo….”

Es cuando esto sucede, que podemos ver y saber que algo no está funcionando, pero ¿cuál es problema?.

Para implementar soluciones sostenibles en el tiempo hay que atacar la raíz del problema y que poco nos servirá buscar un atajo, que genera un alto impacto hoy, pero que realmente no genere soluciones sostenibles a los problemas de la organización.

En nuestra experiencia muchas veces es una combinación de factores que causa el error o los resultados no deseados en las organizaciones.

  • Falta de claridad en los equipos sobre cuáles son las metas a alcanzar y cómo llevarlas a cabo.
  • Metas que no están ligadas a la operación del día a día o que están afuera del alcance del negocio.
  • Personas que no están comprometidas con la compañía, sus colegas o su jefe.
  • Falta de planes de sucesión y carrera de la gente.
  • No se ha identificado cuales son los talentos clave, ni como se van a fidelizar.
  • Falta de preparación de los lideres para desarrollar equipos de alto desempeño.
  • Identidad del negocio poco definida que impide la alineación de objetivos.

No obstante, puede ser un buen comienzo arrancar con una “medición de la temperatura” para entender el estado de ánimo de la organización y entender de donde viene el dolor, para asi definir el punto de partida del proces o modelo de intervención.

El compromiso es factor altamente influyente en los resultados del negocio y no debería quedar reducido a una “simple problemática“ de la cual es responsable exclusivamente el equipo de Gestión Humana. Los estudios anuales de Gallup hablan por sí solos, las organizaciones con perosnas altamente comprometidas tienen resultados extraordinarios:

  1. Ausentismo: 37% menos que en organizaciones con bajo compromiso.
  2. Incidentes de seguridad: 48% menos que en organizaciones con bajo compromiso.
  3. Calidad (defectos): 41% menos productos con defectos que en organizaciones con bajo compromiso.
  4. Productividad: 21% mayor que en organizaciones con bajo compromiso.
  5. Rentabilidad: 22% mayor que organizaciones con bajo compromiso.

¿Cómo elijo al consultor/ la firma de consultoría adecuada?

Presentamos algunas consideraciones que deberia tener en cuenta y que son importantes al momento de seleccionar ese observador externo:

  • Tamaño de la consultoría (cabeza del ratón o cola del león),
  • Reconocimiento en el mercado (experiencia),
  • Certificaciones Internacionales o de instituciones reconocidos
  • Quien te va a atender en el proceso (persona junior, senior, socio etc.),
  • Son especialistas con un enfoque reducido o generalistas con un portafolio muy ancho,
  • La metodología y
  • La oferta económica y el que incluye (por ejemplo si cuenta con un post implementación follow up).

 

Asi mismo, también es muy importante identificar si existe una buena química y conexión con la(s) persona(s) con quien(es) se va a trabajar el proceso de consultoría y sobre todo lo anterior, es indispensable para el éxito de cualqueir proceos tener la confianza suficiente de que trabajando juntos se lograrán las metas del proyecto, proceso o cambio planteado por la organización.

¿Por qué I do Consulting?

Somos un equipo de trabajo que imagina, actúa y crea, con mentes inquietas que encuentran respuestas honestas e innovadoras a las necesidades de nuestros clientes. Estamos en constante movimiento, orientados hacia la búsqueda de soluciones inteligentes y relevantes que añaden valor y son ejecutadas de manera eficaz.

Nuestro principal reto es el de crear espacios de trabajo donde todos los interlocutores se apasionen por su labor y generen valor para el negocio, ellos mismos y su entorno.

Somos un equipo altamente interdisciplinario, tanto en nacionalidad como en experiencias (GH, Finanzas, Comunicaciones y Comercial).  Donde todos los miembros del equipo cuentan con certificaciones internacionales de entidades de primer nivel y acumulan entre todos muchas años de experiencia en compañías locales/internacionales en cargos gerenciales; esto nos permite desarrollar un alto nivel de empatía y sentido de urgencia frente a los retos de nuestros clientes.

Ahora que ya nos conoces, tan solo ¡Imagínatelo, nosotros lo hacemso posible!

 

Tina Hansen

Gestor de Relaciones – I do Consulting

 

"No es la gente exitosa la que es feliz, es la gente feliz la que es exitosa"

Ver más
Imagínatelo,-nosotros-lo-hacemos-posible

Imagínatelo, nosotros lo hacemos posible

Ver más

¿Cómo crear empresas Felices?

Ver más

Aquí estamos

Bogotá, Colombia
(57) 3167407921
(571) 383 2279
Calle 90 No. 11 - 13 Piso 5 Ed. Urban Plaza
Ciudad de Panamá, Panamá
(507) 635 18128
(507) 232 2545
Edificio Financial Park, piso 35, Boulevard Costa del Este, Ciudad de Panamá
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
(591) 7500 9076
Villa Bonita, Calle Curupau 10, Urubo, Santa Cruz